Monday, December 15, 2008

La vivencia interreligiosa del mundo carismático

La Renovación Carismática Católica de la Región Buenos Aires concluyó ayer un programa de formación del que participaron casi 500 personas de grupos de oración de la Capital y del territorio bonaerense.

Durante dos años, compartieron reuniones mensuales en las que hablaron, entre otros, el cardenal Jorge Bergoglio; los padres Alberto Ibáñez Padilla y Francisco Muñoz, y José Torres, laico, primeros formadores de esta corriente aquí, y Mateo Calissi, dirigente internacional, italiano.

Ayer, en la sede del Consudec, por primera vez en la vida de la Renovación Carismática en el país, se realizó una mesa interreligiosa, organizada por Pino Scafuro, coordinador de la región. El padre Fernando Gianetti, que prefirió presentarse como "sacerdote de Cristo en su Iglesia Católica" y párroco en Mataderos antes que por sus cargos en temas interreligiosos, señaló cuánto comparten quienes tienen una visión religiosa de la vida y que, en el monoteísmo, implica que "hay Alguien del que surgí, a quien debo dar cuenta, que está presente en mi vida".

Glosó el Catecismo de la Iglesia Católica, que dice que la Iglesia, al escrutar su propio misterio, descubre su vinculación con el pueblo judío "a quien Dios ha hablado primero". Descartó el sincretismo: "No significa que todo sea igual". Agregó que para dialogar y convivir no hay que dejar la propia identidad.

El rabino Damián Karo, de la Congregación Israelita, recordó que Jesús nació de una mamá judía. Dijo que venimos de Adán y vamos hacia adentro, hacia la chispa divina que llevamos dentro, y hacia arriba, no ya la chispa, sino el gran fuego, Dios. Cada uno tiene una misión que cumplir, algo que aportar, y rendir cuentas al Creador. Se refirió a "estos tiempos de crisis de valores? los últimos diez mil años".

Apuntó que el hombre debe examinar su conducta para no desviarse; los judíos la examinan el Día del Perdón y cada semana, en Shabat, pero no queda todo en eso: deben orar "antes de dormir, antes de entregar nuestra alma al Señor cada noche".

Omar Abboud, islámico, del Instituto de Diálogo Interreligioso, presentó la vida como un movimiento de retorno a Dios. "Sabemos que un día vamos a morir y tendremos que rendir cuentas. Recordar el Juicio final es recordar el día a día, vas a ser juzgado por tus obras." Habló de saber ver al otro, escucharlo, entenderlo, sin polemizar ni intentar vencerlo, y advirtió sobre quien quiera que vista una guerra de orden político con lenguaje religioso. Estimó el nacimiento de Jesús un hecho trascendente, deseó "feliz Navidad" y calificó a Bergoglio como "uno de los mejores hombres de la República".

Fuente: La Nacion.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP