Saturday, December 6, 2008

Pesadillas de guerra

Imágenes de la promoción de la película, cortesía de Artificial Eye

"Pensé, 'esto es algo turbio, no confío en este tipo de experimentos, sólo lleva a cosas malas', y lo rechacé".

Cuando el periodista de guerra israelí Ron Ben-Yishai recibió por primera vez la propuesta de aparecer en el documental animado Vals con Bashir, él "sencillamente no quería participar".

Pero el director Ari Folman lo convenció. Su papel, aunque dura apenas unos minutos, es crucial.

Escena en Sabra y Shatila
La matanza es considerada la peor atrocidad de la guerra civil de Líbano.
En septiembre de 1982, Ben-Yishai fue el primer reportero que entró a dos campamentos de refugiados en la capital libanesa, Beirut, después de que al menos 800 civiles palestinos habían sido asesinados.

Milicias cristianas, del Partido de las Falanges Libanesas, llevaron a cabo la matanza en Sabra y Shatila en venganza por el asesinato de su reverenciado líder, Bashir Gemayel, con un coche bomba.

Soldados israelíes le permitieron a los falangistas entrar a los campamentos que tenían rodeados desde que habían ocupado el oeste de Beirut.

Capa de sueños

Folman, un joven soldado israelí en ese entonces, es quien cuenta la historia de la matanza, a través de conversaciones reales con amigos -incluido Ben-Yishai- y otros soldados.

Imágenes de la promoción de la película, cortesía de Artificial Eye
En un documental normal no se habrían podido documentar todas esas cosas, como los sueños
Ron Ben-Yishai
Sus relatos cobran vida gracias a animaciones a menudo surrealistas.

"Para mí, las películas animadas eran esas que uno deja que los niños vean para que te dejen tranquilo", dice Ben-Yishai.

Tras ver cómo Folman había usado su lúcida y alucinógena animación para expresar la naturaleza ultramundana, Ben-Yishai se tornó en converso.

"La animación añade una capa, una capa psicológica a su trauma. En un documental normal no se habrían podido documentar todas esas cosas, como los sueños".

La película empieza con una secuencia siniestramente perturbadora que muestra una jauría de fieros perros corriendo en la noche, un sueño recurrente de uno de los amigos del director.

"Parece una pesadilla -dice Ben-Yashai-. Créame, yo tengo muchas pesadillas de ese tipo. Después de estar en la guerra... el espectro se queda contigo".

Recobrando recuerdos

Ron Ben-Yishai, en versión animada y humana.
Ron Ben-Yishai, en versión animada y humana.
Ben-Yishai tiene más experiencia que la mayoría de la gente en lidiar con esas situaciones.

Ha sido herido tres veces mientras reportaba en el frente durante cuatro décadas en las que ha estado en Kosovo, Irak y Afganistán.

Soñar pesadillas vívidas y perturbadoras, relacionadas con experiencias bélicas traumáticas, "es algo que ocurre lejos".

"Se puede decir que es una metáfora o una expresión. Es la manera en el que el cuerpo y la mente lidian con el trauma, hasta cuando uno no está listo para reconocer esos sueños como un trauma".

Inhibición

El filme documenta el camino de descubrimiento que recorre Folman cuando trata de recordar cuál fue su experiencia como miembro del Ejército israelí en la masacre de Sabra y Shatila.

Imágenes de la promoción de la película, cortesía de Artificial Eye
Uno ve cosas horribles, las inhibe, las guarda en algún lugar
Ron Ben-Yishai
Folman -quien dice que hacer el documental fue como "cuatro años de terapia"- usó sus entrevistas para tratar de recobrar memorias de un momento que había bloqueado completamente.

Ben-Yishai piensa que, por haber sido testigo del horror de la batalla tantas veces como corresponsal de guerra, él puede manejarlo mejor que Folman.

"Inhibición -la habilidad de inhibir- es un mecanismo de defensa poderoso", señala.

"Uno ve cosas horribles, las inhibe, las guarda en algún lugar. Yo creo que si no vuelven y si uno no las procesa pronto, se quedan ahí y pueden explotar".

Fuente: BBC Mundo.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP