Wednesday, December 10, 2008

Un poco de fuego para estar mejor

Una de las mujeres que ofrecen sus servicios bajo el puente. Foto: Jin Nan
Las mujeres que trabajan bajo el puente lo hacen para "darle un servicio a la gente".
Ada y Peggy sienten que en la oficina corren rumores en su contra. Decidieron tomar acción de inmediato y fueron a una conocida esquina debajo de un puente en Causeway Bay, un distrito de Hong Kong que brilla bajo una orgía de neón y representa lo más joven y moderno de la isla.

En esta esquina hay cuatro ancianas rodeadas de velas encendidas, sahumerios, imágenes de deidades chinas y una abundante parafernalia ritual.

Visten prendas simples sin connotaciones religiosas y están siempre bien dispuestas, "hago esto para dar un servicio a la gente," le dijo una de ellas a la BBC.

El "servicio"

Ada y Peggy son compañeras de trabajo. Ellas llegaron y se sentaron frente a una de las señoras casi sin intercambiar palabras.

Tigres de papel. Foto: Jin Nan
Según Popo, una de las ancianas, "el tigre se come la mala suerte."
De inmediato Peggy, sentada justo frente a la "especialista", pasó a recibir soluciones: primero la anciana golpeó con un zapato femenino durante varios minutos sobre un panfleto blanco con figuras humanas, luego ese panfleto y un tigre de cartón encendido cayeron en el joiboubun, algo como un tacho ceremonial para quemar papel.

Según Popo, una de las ancianas, "el tigre se come la mala suerte".

Luego, un póster muy colorido recorrió el cuerpo de Peggy y se unió al tigre en el joiboubun. Luego, un papel amarillo lleno de texto en chino también recorrió el cuerpo de la joven y se unió al tigre y al póster en llamas.

Un papel con colores siguió la misma ruta y, para el final, la anciana arrojó arroz sobre la calle y echó mano sobre los singpun, unas maderas alargadas que sirven de oráculo. Como cierre, la señora decretó un buen futuro para Peggy, después de esta "limpieza". Durante todo el ritual se recitaron oraciones.

Ada y Peggy recibieron este servicio de a una por vez. Esto se hizo en la calle, frente a decenas de personas que trajinaban, sin embargo ellas rehusaron revelar sus apellidos. Ambas dijeron estar debajo de los 40 años.

El "negocio"

"Este tipo de rituales se hacen desde hace mucho tiempo," le dijo Popo a la BBC. Popo es una de las ancianas a cargo de estos oficios. Ella es oriunda de Dongguan, el centro industrial más importante del sur de China, y tiene 85 años.

Habla solamente el dialecto de su pueblo natal, lo que hace la comunicación muy difícil. A eso se suma que la anciana tiene una voz muy suave que queda enterrada por el rugir de los buses y tranvías que recorren el lugar.

Llegó a Hong Kong hace 40 años, y empezó a trabajar en este negocio hace 10 años, cuando falleció su marido.

"No es necesario aprender, simplemente se sabe", fue su respuesta cuando la BBC le preguntó cómo había aprendido el oficio. Popo informó que gana unos US$25 por día con esta actividad.

La terapia más barata

Popo. Foto: Jin Nan
Con su trabajo, Popo gana unos US$25 por día.
La BBC le preguntó a Peggy cómo se siente, ella explicó: "como bendecida". Peggy agregó que el mejor día para venir es el noveno día del segundo mes lunar, o sea el 5 de marzo de 2009 según nuestro calendario.

Esa ya es una cita que tanto Peggy como Ada aseguraron que no se perderán: ese día se dan las mejores condiciones para estos conjuros que remueven dificultades.

"Pone mi corazón en paz", le dijo Ada a la BBC. "Deseo que la gente deje de hablar de nosotros detrás de nuestras espaldas", agregó.

Lo concreto es que las jóvenes se fueron de esa esquina con mejor ánimo que cuando llegaron; y por US$5 cada una, esa es la sesión de psicoterapia más barata de la ciudad.

Fuente: BBC Mundo.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP