Sunday, December 28, 2008

Un profeta de otro mundo

En la remake de la conocida película de principios de los años 50, Keanu Reeves interpreta a Klaatu, el extraterrestre que llega a la Tierra para traerle un ultimátum a la humanidad
LOS ANGELES.- "Esto es como una versión de La bella y las bestias ", bromea Keanu Reeves al comenzar el encuentro con la prensa internacional por su nuevo film El día que la Tierra se detuvo , que se estrena el próximo jueves. El actor quiere decir que él mismo y el director Scott Derrickson son las bestias, al lado de la hermosísima Jennifer Connelly.

¿Keanu Reeves, una bestia? Los fanáticos de este actor de ojos rasgados y aire un poco ausente se escandalizarían ante la comparación. Claro que es solamente un chiste y Reeves sabe que de esta manera puede romper el hielo y ganarse la risa de los presentes. El encanto que desplegó el actor durante el encuentro con la prensa del que participó LA NACION, por invitación de Fox Argentina, no permitió descubrir esa capa de misterio que lo envuelve y que, depende de cómo se lo mire, lo convierte en una persona que impone una distancia o en un hombre simpático pero muy introvertido. Lo que queda claro es que por más buen humor y buena predisposición que muestre, no es alguien fácil de llegar a conocer. En eso, tal vez, resida su mayor atractivo.

Justamente esa distancia que parece tener Reeves con el resto del mundo es lo que le permitió ser elegido para interpretar a seres extraordinarios, como Neo en Matrix o como Klaatu, el extraterrestre que visita nuestro planeta con un ultimátum para la humanidad, en El día que la Tierra se detuvo, basada en el clásico de 1951 (ver aparte) y reinventada como una alegoría ecológica. "Como hago de un extraterrestre no pude trabajar siguiendo el Método. No pude juntarme con alienígenas -sigue bromeando Reeves-. Pero trabajé de la misma forma en la que suelo hacerlo, preguntándome cuál es mi rol en la película, cuál es mi responsabilidad en la narración, quién soy, qué quiero, por qué estoy ahí. Para mí, interpretar al extraterrestre implicó encontrar la idea conceptual de conciencias separadas contenidas en un recipiente."

Klaatu toma forma humana para poder moverse entre los habitantes de la Tierra y dejarles un importante mensaje: deben dejar de destruir el planeta o serán eliminados.

Con un currículum que incluye películas tan distintas como Alta velocidad , Constantine , Alguien tiene que ceder , Mi mundo privado y La casa del lago , entre muchas otras, el actor decidió volver al terreno de la ciencia ficción para hacerse cargo de un personaje histórico del género. Todo un desafío al que Reeves no temió siquiera cuando tuvo que aprender a decir unas líneas en mandarín para una de las escenas más extrañas de la película, esa en la que Klaatu se encuentra con otro extraterrestre, que hace años vive en la Tierra, en un McDonald´s de Nueva Jersey. "Me pareció que esa escena era divertida. No le busqué ningún mensaje, ni significado especial. Fue un desafío hablar en mandarín y pasé bastante tiempo trabajando sobre eso."

Otro desafío fue crear una relación especial con el personaje de Connelly. "Es un tipo de amor platónico", explica Reeves sobre el vínculo que se forma entre Klaatu y la doctora Benson, especialista en astrobiología. Esta relación y la que comparten Benson y su hijastro (interpretado por Jaden Smith) resultan clave para que el extraterrestre comprenda que la naturaleza humana tiene un lado positivo, que compensa toda la autodestrucción y la violencia. Connelly comenta que para componer a su personaje, además de familiarizarse con las astrobiología, leyó textos filosóficos sobre ciencia para poder imaginar lo que podría sentir y pensar una científica que se encuentra cara a cara con un ser de otro planeta y debe demostrarle el valor de la vida humana.

El protagonista de El día que la Tierra se detuvo probablemente sea comparado con Neo, personaje principal de Matrix y el papel más recordado de Reeves. Además de compartir al actor que los interpreta, ambos personajes son profetas que protagonizan historias de ciencia ficción con un importante contenido alegórico. Para el actor, una de las ideas más importantes que presenta el mensaje ecológico de la película es que los seres humanos se creen dueños del planeta y se olvidan de que lo comparten con otras especies. "La película pone en tela de juicio a la humanidad, señalando el impacto que estamos teniendo sobre el planeta."

Reeves se confiesa seguidor del género, tanto en literatura como en cine. "Con los libros de ciencia ficción empecé por cosas más cercanas a la aventura, como Julio Verne. Después me interesé por 1984 , Brave New World y las historias de Phillip K. Dick. En cuanto a las películas, me gustan la serie de La guerra de las galaxias, 2001: Odisea del e spacio, Blade Runner , El quinto elemento , El hombre que cayó a la Tierra y Matrix ".

Como todo buen amante de la ciencia ficción, Reeves no duda de la existencia de vida en otros planetas y Connelly y Derrickson lo acompañan en esta creencia. "Tiene que haber otro tipo de existencia en algún otro lado. Creo que, si vinieran a la Tierra, tendríamos que controlar nuestro miedo y nuestra ansiedad. Algunos dirían que es un mal presagio, pero muchas otras personas estarían muy contentas. Tiendo a pensar que los recibiríamos con los brazos abiertos."

Fuente: La Nacion.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP