Saturday, January 10, 2009

Gaza: el fuego y la diplomacia no paran

Una delegación del movimiento islámico Hamas salió de la Franja de Gaza con destino a Egipto para participar en negociaciones sobre un cese el fuego.

El viernes por la tarde, tres altos funcionarios de Hamas pasaron por el cruce de Rafah, ubicado en la frontera sur del territorio palestino, que ha sido blanco de bombardeos durante las últimas dos semanas debido a la existencia de túneles que, la inteligencia israelí asegura, los militantes palestinos usan para procurar armas.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, ya está en El Cairo discutiendo el plan franco-egipcio que intenta ponerle fin no sólo a la ofensiva israelí sino también a lo que la disparó: los ataques con cohetes contra sus ciudadanos.

Egipto negoció la tregua anterior entre Israel y Hamas, que expiró el 19 de diciembre pasado.

Entre tanto, las Naciones Unidas anunciaron la reanudación de sus actividades destinadas a enfrentar la crisis humanitaria que habían suspendido este jueves luego de que un ataque israelí dejara a uno de sus conductores muerto y otro herido.

La portavoz Michele Montas declaró que "la ONU recibió garantías creíbles de que la seguridad de su personal, sus instalaciones y sus operaciones humanitarias serán plenamente respetadas".

El día después

Todo esto sucede el día después de que se emitiera la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidiendo un cese el fuego, que no impidió que las fuerzas israelíes continuaran su ofensiva en la Franja de Gaza ni que los militantes de Hamas dispararan cohetes desde el territorio palestino.

Como informa el corresponsal de la BBC que se encuentra en la frontera israelí con la Franja de Gaza, Tim Franks, los sonidos de guerra se seguían escuchando mientras el sol se ponía en el décimo cuarto día del conflicto.

En un comunicado, el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, dijo que el gobierno nunca permitiría que un organismo externo decidiera sobre su derecho a proteger a sus ciudadanos.

Agregó que los cohetes que cayeron en suelo israelí este viernes eran prueba de que la decisión de la ONU no es práctica.

Paralelamente, varios funcionarios de Hamas expresaron la indiferencia de la organización respecto a la resolución y juraron continuar su lucha contra Israel.

No a la resolución, ¿sí a un acuerdo?

Pero si bien la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU ha surtido poco efecto -lo que no sorprende a muchos- los esfuerzos diplomáticos no cesan, particularmente los que están dirigidos a encontrar una solución más duradera.

A eso precisamente se refirió la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, cuando explicó por qué Washington, aunque respaldaba el texto de la resolución, elegía abstenerse. La Casa Blanca quería esperar los resultados de los esfuerzos de la mediación egipcia para ver qué es lo que la resolución estaría apoyando.

Esos esfuerzos son dirigidos por el presidente Hosni Mubarak, el mandatario del país árabe más afectado por la situación en la Franja, debido a la furia que causa en el mundo árabe el que Egipto siga manteniendo cerrado el paso fronterizo de Rafah, el único que comunica a Gaza con el mundo exterior que no pasa por Israel.

Aún no

El plan que se ha venido discutiendo, explica el analista de la BBC, Jeremy Bowen, debe satisfacer exigencias encontradas.

Para Israel, el cese el fuego tiene que implicar que los militantes palestinos no dispararán ni un cohete más hacia su territorio. La propuesta franco-egipcia le interesa pues contiene ideas sobre cómo controlar la frontera sur de la Franja de Gaza para que Hamas no se pueda rearmar.

Eso, dice Bowen, es precisamente lo que hace que los grupos palestinos, incluido Hamas, que se han estado reuniendo en Damasco, ya la hayan descartado. Señalan que de aceptar esa propuesta, sacrificarían lo que denominan como su lucha por la resistencia.

Para Hamas, las condiciones para acordar una tregua son tres: Israel debe suspender su ofensiva, salir de la Franja de Gaza y todos los cruces deben abrirse.

Las posiciones aún están distanciadas y, como señala Bowen, ambas partes siguen con la idea de ganar: Hamas, prestigio -como lo hizo Hezbolá cuando se enfrentó con Israel en Líbano en 2006-, e Israel, seguridad.

Fuente: BBC Mundo.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP