Friday, January 16, 2009

Israel mató al ministro del Interior palestino y bombardeó sede de ONU

Said Siam era el jefe del cuerpo policial del grupo Hamás, también murieron su hijo y su hermano. Israel admitió como "un error" el ataque con bombas de fósforo blanco a la ONU, donde había 700 refugiados.

La aviación israelí bombardeó ayer la sede de Naciones Unidas en Gaza mientras el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, se encontraba de visita mediadora en Israel. Cuando se cumplen 20 días del comienzo de la ofensiva militar en la Franja de Gaza, Tel Aviv reforzó una vez más sus ataques y también bombardeó, entre otros objetivos, un hospital y un edificio con oficinas de medios de comunicación internacionales. Entre las víctimas de los ataques de ayer se encuentra el ministro del Interior de Hamás, Said Siam, el miembro de más alto rango de la organización islamista palestina muerto desde el comienzo de la operación militar el pasado 27 de diciembre.

Según medios palestinos, Siam murió en un ataque en la ciudad de Gaza contra la casa de su hermano Salah Abu Sharah, responsable de las fuerzas de seguridad del movimiento islamista. El canal de televisión Al Yazira aseguró que entre las víctimas se encontraba también un hijo de Siam.

De acuerdo con las autoridades sanitarias de Gaza son ya 1.063 los palestinos muertos y más de 5.000 los heridos desde que se inició la operación. Por parte de Israel han muerto hasta ahora diez soldados y tres civiles, a consecuencia del lanzamiento de cohetes por parte de milicianos palestinos contra ciudades israelíes limítrofes.

Tras reunirse con los ministros de Defensa y Relaciones Exteriores de Israel, Ehud Barak y Tzipi Livni, Ban expresó su “fuerte protesta y consternación” por el ataque a la sede de la ONU. Según el responsable de Naciones Unidas, Barak calificó de “grave error” el bombardeo a las instalaciones y aseguró que no volverá a ocurrir.

Fuentes de la ONU aseguraron que tres bombas de fósforo blanco impactaron en un edificio que alberga un gran depósito de combustible para los vehículos de Naciones Unidas. Unas 700 personas fueron evacuadas.

El primer ministro israelí en funciones, Ehud Olmert, se disculpó ante Ban por el ataque que, según dijo, se produjo después de que milicianos palestinos dispararan contra las tropas desde las proximidades del edificio. Sin embargo, portavoces de la ONU rechazaron dicha versión y aseguraron que en el momento del ataque no se apreciaban movimientos de milicianos en la zona.

En otro orden, Ban estimó que el número de víctimas por la ofensiva militar israelí ha alcanzado “un nivel inadmisible”, y se mostró convencido de que se dan todas las condiciones para un alto el fuego entre Israel y la organización islamista palestina y que se espera que éste se produzca “pronto”. “Depende de la voluntad política del gobierno israelí”, puntualizó Ban.

El negociador israelí Amos Gilad, un alto funcionario del Ministerio de Defensa, se reunió ayer en El Cairo con mediadores egipcios a fin de transmitir las condiciones de Tel Aviv para una tregua. Según fuentes egipcias, los mediadores comunicaron también al emisario israelí las condiciones de Hamás. Ya el miércoles, Hamás había transmitido a Egipto sus reparos acerca del plan mediador presentado conjuntamente por los presidentes egipcio y francés, Hosni Mubarak y Nicolas Sarkozy.

Ayer, sin entrar en detalles sobre las condiciones, el portavoz de Hamás Mussa Abu Marsuk aseguró que la organización acepta la iniciativa franco-egipcia como base para una tregua de duración limitada. “Ahora estamos esperando la respuesta de la otra parte”, declaró a la cadena de noticias Al Arabiya.

Entre tanto, las tropas de tierra israelíes continuaron adentrándose hacia el centro de la capital de la Franja de Gaza. Según testigos, los tanques israelíes llegaron Infierno en la tierra palestina. Según el Ejército hebreo, milicianos palestinos dispararon desde el edificio de la ONU. Allí se refugiaban 700 civiles, que fueron evacuados durante el ataque a sólo un kilómetro y medio del centro de la ciudad de Gaza. En el sur de la ciudad ardían numerosas viviendas y vehículos. Los vecinos en los rascacielos del barrio Tel al Hava gritaban desde los balcones pidiendo ayuda. Las ambulancias y equipos sanitarios ya no pueden acceder al lugar.

A pesar de los ataques israelíes, milicianos palestinos lanzaron de nuevo más de 25 cohetes contra ciudades israelíes, según fuentes militares. Dos cohetes Grad impactaron en la ciudad de Beersheva hiriendo a seis israelíes, dos de ellos de gravedad. Entre ellos se encontraba un niño de siete años.

El hospital Al Quds de Gaza, uno de los objetivos atacados hoy por Israel, registró un incendio a consecuencia de uno de los impactos. Según Regis Garrige, médico francés que colabora como voluntario en el centro, en el edificio se encontraban unas 150 personas entre médicos, ayudantes, pacientes y visitantes, que han huido por miedo. (DPA)

Fuente: CriticaDigital.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP