Saturday, January 10, 2009

Principiante y pionero

Marcos Patronelli se convirtió en el primer argentino en ganar una etapa del Dakar, en su debut: con su cuatriciclo se impuso en el tramo entre Mendoza y Valparaíso, en el cruce de los Andes; en un choque entre un camión de la organización y otro particular hubo dos muertos

Marcos Patronelli, de 28 años, se encargó ayer, con su cuatriciclo, de darle el primer éxito a la Argentina en Dakar

VALPARAISO, Chile.- "La verdad, no caigo. No sé, me preguntás, me decís que entré en la historia, y yo, como si nada. Y eso que no soy frío, pero para mí es como un día más en el Dakar". Con cara de asombro, Marcos Patronelli no conocía aún la dimensión de su cruce de la Cordillera de los Andes. Nunca soñó que su travesía por la zona montañosa iba a ser tan celebrada por sus compatriotas que lo alientan en Chile. El piloto de Las Flores, provincia de Buenos Aires, se transformó en el primer argentino en ganar una etapa en la historia del Dakar.

Al margen del logro obtenido, ayer a las 20.20 (hora local, 21.20 de Buenos Aires), cuando el sol aún no terminaba de hundirse tras el Pacífico, el piloto de 28 años no se alejaba de su asombro por lo que implica la competencia, más que por el hito logrado. "Esta carrera es increíble. El que no la corre no toma dimensión de lo que significa. Acá hay mística, hay sacrificio, hay dedicación? Fuera de ella no hay una idea aproximada, por más que a uno se lo cuenten, de todo lo que hay que soportar para mantenerse en carrera. Es, sin dudas, el raid más duro del mundo", confesó Patronelli, gerente de la empresa familiar que se dedica a la fabricación de remolques, semirremolques, tolvas, transportes especiales, industriales y demás.

Patronelli se dedica desde hace 15 años a competir en cuatriciclos. Ganó cuatro veces la prestigiosa prueba Le Touquet, que se efectúa anualmente en las dunas situadas entre Villa Gesell y Pinamar. "Desde hace cinco meses estoy entrenándome a conciencia para esto. Fui a Brasil, a competir en la carrera Rota Maranhao, en octubre. Fui primero durante gran parte de la prueba, pero cerca del final tuve un problema mecánico y quedé quinto", agregó.

Marcos comenzó a correr a los 14 años. Tiene cinco hermanos; una es mujer y el resto, varones, todos amantes de la velocidad y del enduro. Gabriel, por ejemplo, terminó 7º en el último campeonato nacional de enduro. Y Alejandro, el mayor y muy talentoso, quiso inscribirse en el Dakar, pero no pudo.

Casi completa la familia Patronelli sigue a Marcos en cada etapa. "Falta la abuela, pero fuera de ella están todos. Mis padres, mis hermanos y las novias de ellos me siguen en tres autos con casillas. Creo que si no fuera por el apoyo de mi familia, hoy no estaría aquí. Es muy duro e imagino que si uno llega y está solo en el campamento, termina de hundirse", contó Marcos, que sabe que en Las Flores, más de 130 kilómetros al sur de Buenos Aires por la ruta Nº 3, salieron a festejar el logro.

"En la Argentina se enloquecieron todos por el Dakar. Creo que se tomó la real dimensión de la carrera. La gente en las calles, en las rutas, en cada ciudad por donde pasamos, siempre protagonizó una gran fiesta. Eso alienta a los participantes. En cambio, ahora acá, en Chile, la gente se comporta de otra forma. Es más fría; mira, pero no se involucra", agregó.

Sobre la carrera, Marcos dio detalles de su triunfo en la séptima etapa, realizada entre Mendoza y Valparaíso, cruce de la cordillera incluido: "Hoy pasamos por la arena, y realmente esa superficie es lo mío, en ella me siento muy cómodo. Y el cuatriciclo funciona muy bien allí. Claro que aunque ando bien, la verdad es que Josef Machacek (República Checa), me pasa como si yo estuviera parado. No puedo seguirlo. Pero la máquina de él es un prototipo. De todas formas, acá no hay que decir nada hasta terminar. Y mi objetivo es llegar a Buenos Aires. Ese sería mi triunfo, el que más festejaría", se complació.

Patronelli ganó la etapa de ayer en 3h41m37s, mientras que en la general, Machacek (ganó en cuatriciclos en 2000, 2001, 2003 y 2007, cuando esas máquinas integraban sólo una clase dentro del motociclismo en el Dakar) acumula 36h22m1s y el argentino está a 2h27m32s.

Pulgar en alto, Patronelli se fue en busca del búnker del equipo MD Rallye Sport, que asiste al argentino y al que pertenecía el malogrado Pascal Terry, fallecido tras el tramo Santa Rosa-Puerto Madryn: "Ojalá pueda representar a la Argentina de la mejor forma. Me esperanzo con llegar a Buenos Aires y luego festejar en Las Flores, donde de chiquito soñaba con muchas cosas, pero jamás con ganar algo en el Dakar. Se me dio en parte, por ahora, aunque la verdad es que no me doy cuenta de todo esto", cerró, ilusionado.

* Comenzó en la velocidad con Emanuel Moriatis
En sus inicios en la competición, Marcos Patronelli compartió las pistas con Emanuel Moriatis, hoy destacado piloto de Turismo Carretera con Ford. Juntos empezaron con los cuatriciclos, y la amistad de ambos continúa.

Fuente: La Nacion.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP