Thursday, February 26, 2009

"Para los peces gordos no hay crisis"

Un grupo de millonarios y coleccionistas se rieron a carcajadas de la crisis económica esta semana en París, al gastar casi US$500 millones en una subasta de obras de arte del fallecido modisto francés Yves Saint Laurent, que batió 25 récords.

La venta de tres días en la capital francesa sumó la mayor cifra de dinero recaudada en una subasta de colección privada de arte: US$484,5 millones, más del doble del anterior récord, según informó Christie's, la firma que organizó el remate.

Los golpes de martillo entre el lunes y miércoles también marcaron récords para artistas contemporáneos y antiguos, así como para muebles del siglo XX, en momentos en que muchos se preguntan sobre los efectos de la crisis financiera sobre el mercado de arte.

"Un lugar importante"

El evento en el monumental Grand Palais parisino parece haber recuperado el orgullo de los franceses por su mercado de arte, que había sido aventajado por Hong Kong como lugar de recaudación en subastas, detrás de Nueva York y Londres.

"Esto es muy importante para Francia", opinó Michele Dauberville, un experto francés en arte del siglo XIX y XX, en diálogo con BBC Mundo. "Demuestra que París es todavía un lugar importante".

La colección subastada consistió en 732 obras de arte reunidas durante medio siglo por Saint Laurent, el "rey de la moda" fallecido en junio, y su socio y compañero Pierre Bergé.

Estoy muy contento", declaró Bergé, de 78 años, al concluír la subasta en la noche del miércoles. "Estoy seguro de que todos los que adquirieron estas obras de arte van a saber apreciarlas".

Bergé había anunciado que destinaría buena parte del dinero recaudado a la Fundación Bergé-YSL y a la investigación científica sobre el VIH.

Récords varios

Entre las obras rematadas en la noche del miércoles figura un par de esculturas de bronce chinas que Pekín había reclamado como reliquias de la dinastía Qing que fueron saqueadas por occidente hace un siglo y medio.

Pese a las protestas del gobierno chino, que demandó sin éxito que se retirasen de la subasta, las representaciones de cabezas de rata y conejo se vendieron a compradores no identificados por unos US$36 millones.

La denominada "venta del siglo" estableció récords para pintores contemporáneos como Piet Mondrian o Henri Matisse, cuya naturaleza muerta "Les coucous, tapis bleu et rose" alcanzó a US$41 millones, la pieza mejor cotizada de la subasta.

Una escultura en madera del rumano Constantin Brancusi, "Madame L.R.", batió un récord para el artista al venderse a US$33,3 millones, mientras que un sillón en cuero de la diseñadora Eileen Gray vendido a US$28,2 millones se convirtió en el mueble más caro del siglo XX.

"Muy bien hecho"

Dauberville opinó que los precios que se pagaron en la subasta estuvieron influidos al alza por el sitio escogido para el evento y porque la colección pertenecía a Saint Laurent.

"Fue algo muy bien hecho, todo estaba preperado para hacer los mayores precios posibles y a nadie le importó eso", dijo el experto. A su juicio, la pintura récord de Matisse "no es realmente una obra maestra".

Pero Dauberville descartó que el evento pueda ayudar a revitalizar el mercado de arte en general. A su juicio se trató de un evento "especial" y también se sintieron algunas ausencias.

"No vimos a los rusos, probablemente porque tiene problemas muy grandes y perdieron mucho dinero, y creo que no vinieron muchos estadounidenses", dijo.

De hecho, la pintura más valuada en el catálogo, el lienzo cubista de Pablo Picasso "Instruments de musique sur un guéridon", se retiró de la subasta porque las ofertas no llegaron al precio mínimo fijado en US$32 millones.

Sin embargo,Claude Marumo, otro experto francés en pinturas de los siglos XIX y XX, dijo a BBC Mundo que la subasta en general demostró que "siempre hay una demanda" para los grandes artistas.

"Para los peces gordos no hay crisis", dijo Marumo.

Fuente: bbcmundo.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP