Friday, March 20, 2009

El "nazi bueno" de Nanjing

Acaban de estrenar una película sobre un miembro del partido Nazi que salvó a miles de chinos durante la matanza de Nanjing.

Zoe Murphy, de la BBC, analiza el posible impacto que la historia de este desconocido héroe podría tener en las relaciones entre Japón y China.

En la Nochebuena de 1937, el empresario alemán John Rabe visitó el depósito de cadáveres de Nanjing, que entonces era la capital de China.

Después describió en su diario la imagen del cuerpo carbonizado de un civil cuyos ojos fueron arrancados y de un niño de unos 7 años de edad cuyo cadáver estaba cubierto de heridas de bayoneta.

"Quería ver estas atrocidades con mis propios ojos para que pudiera servir de testigo más adelante", escribió después. "¡Un hombre no puede mantenerse en silencio ante tanta crueldad!", añadió.

La Segunda Guerra Sino-Japonesa estaba en plena efervescencia.

Las tropas japonesas habían ocupado la capital. Llevaron a cabo ejecuciones masivas y violaron a decenas de miles de mujeres y niñas en una orgía de violencia que duró seis semanas, conocida después como la Violación de Nanjing.

Rabe se quedó en China a pesar de arriesgar su vida y con un grupo de occidentales estableció una "zona segura" en Nanjing. Se cree que más de 200.000 chinos salvaron la vida gracias a esta iniciativa.

Como Alemania y Japón eran aliados, Rabe usó su credencial del partido Nazi para proteger a los civiles en la zona, incluyendo albergar 650 refugiados en su propia casa y jardín.

Mostrando su brazalete nazi y apoyándose en su fuerte personalidad, intervino en saqueos e intentos de violación por parte de soldados japoneses.

Los diarios de este desconocido héroe sólo se dieron a conocer a fines de los años '90 tras ser publicados en Alemania. Ahora se acaba de hacer una película titulada simplemente "John Rabe" basada en sus diarios.

Se cree que este film, estrenado en Alemania hace pocos días, podría avivar las tensiones históricas entre Pekín y Tokio. Pero también se espera que la historia de Rabe sirva para reabrir el debate y curar viejas heridas.

Los eventos de 1937 dejaron enormes cicatrices psicológicas en China y los chinos creen que Japón no ha hecho lo suficiente para expiar su pasado militarista.

China afirma que 300.000 personas murieron durante el asalto a Nanjing. Pekín ha reaccionado con furia a los comentarios de algunos académicos y políticos japoneses que afirman que estas cifras están infladas. Algunos hasta niegan que la masacre tuviera lugar.

Estas declaraciones también frustran a los principales historiadores en Japón y otros países.

William Kirby, director del centro de estudios chinos en la Universidad de Harvard, afirma que la cifra exacta de muertos no está en cuestión.

"Lo que hubo fue una gran masacre de una población china que duró semanas. Nanjing se rindió pero los japoneses procedieron a aterrorizar a sus habitantes. Estos hechos son incuestionables", comenta Kirby.

El académico añade que los diarios de Rabe son importantes ya que detallan lo ocurrido día a día.

Kirby dice que Rabe no era anti-japonés.

"Veía a los japoneses como un ejército normal y al comienzo no daba crédito a los testimonios que aseguraban que estaban cometiendo crímenes, era un forastero neutral", agrega.

Durante el conflicto, Rabe escribió: "Anoche se dice que unas 1.000 mujeres y niñas fueron violadas, (...) si sus maridos o hermanos intervenían eran ejecutados".

"Lo que escuchas y ves por todos lados es la brutalidad y bestialidad de la soldadesca japonesa", relató más adelante.

Lazos nazis

El director de la película, Florian Gallenberger, afirma que mantenerse fiel a los hechos fue lo que les permitió hacer un film neutral.

"Al inicio del conflicto creo que (Rabe) realmente creía que los japoneses, como aliados de Alemania, se comportarían de forma disciplinada y justa, pero cuando no es así queda conmocionado. Siente que es su responsabilidad actuar", dice el cineasta.

Añade que el coraje de Rabe fue alimentado por su conciencia, no por ninguna convicción política.

Mientras caían las bombas, Rabe escribió: "Quienquiera que haya (...) sujetado a un bebé chino temblando en cada mano durante las largas horas de bombardeos aéreos entiende lo que siento".

En un momento, cubrió el refugio antiaéreo con una enorme bandera nazi que describió como "a prueba de bombas".

Tras vivir en China durante 30 años, Rabe tenía una imagen inocente del nacionalsocialismo alemán y lo veía como un movimiento humanista de los trabajadores, afirma Gallenberger.

Rabe hasta escribió a Adolf Hitler pidiéndole que interviniera para frenar la violencia, creyendo que el líder nazi reprobaría estos actos.

"Difícil de ver"

El paso del tiempo ha permitido que Alemania reconsidere sus propias acciones durante la guerra, sobre todo el genocidio de seis millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Ahora este cineasta, de 37 años de edad, espera que el tiempo que ha pasado permita que la película inaugure un nuevo periodo de diálogo y ayude a que Japón también consiga reconciliarse con su pasado.

"Después de tanto tiempo, debería de haber alguna forma en que pudieran afrontar su responsabilidad de otra manera en vez de evitarla o desear que desaparezca", señala.

Se espera que mucha gente vaya a ver la película en China después de su estreno en el Festival de Shangai en junio. Pero todavía no está claro si se mostrará en los cines en Japón.

Los productores esperan que la participación de la estrella japonesa, Teruyuki Kagawa, evite que el país nipón ignore el film.

Kagawa actúa como el príncipe Asaka, pariente del emperador japonés quien fue el más alto cargo japonés en Nanjing durante la masacre.

En el juicio contra crímenes de guerra de Tokio en 1946, el príncipe Asaka negó que hubiese ocurrido una masacre y aseguró que nunca recibió quejas sobre el comportamiento de sus soldados.

La película se vuelve controvertida cuando especula sobre su participación en las decisiones adoptadas.

Kagawa dice: "Cuando mucha gente vea el film quedarán impactados al descubrir que los japoneses cometieron semejantes actos crueles".

"Creo que a los japoneses les resultará muy difícil aguantar las dos horas (de película)", sentencia.

Fuente: bbcmundo.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP