Friday, May 8, 2009

Premio para un taxista que devolvió una fortuna

A un taxista honesto, la recompensa le llegó por Internet.

Esta es la curiosa historia de Santiago Gori, quien hace dos semanas se encontró un maletín con 130.000 pesos argentinos (unos US$35.000) en el asiento trasero del taxi que maneja por las calles de la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires.

Y el conductor, de 49 años, decidió devolverlo de inmediato a sus dueños.

Ahora, con una pequeña ayuda de dos jóvenes creativos publicitarios, Gori recibirá una inesperada recompensa: más de la mitad de ese dinero, en metálico y en servicios de toda clase, ha sido recaudada en una campaña solidaria que no tiene otro fin que celebrar la honestidad del taxista.

"Yo llegué a mi casa y mis papás se habían enterado de la historia de este señor. Cuando me contaron lo que había pasado, me sorprendió el gesto de honestidad, que debería ser normal pero no lo es... y me quedó la idea de hacer algo al respecto", relata a BBC Mundo Nicolás Diaco, uno de los dos responsables de la campaña de recaudación.

Junto a Ezequiel De Luca, su colega en la agencia Publicis Graffiti, tuvieron la ocurrencia: "¿y si armamos una página para que la gente común reconozca el gesto, deje regalos o mande saludos?", se preguntaron.

Así nació el proyecto "Devolvámosle la guita al taxista", en www.devolvelelaguitaaltaxista.com.

"Guita", en el lunfardo argentino, es dinero. El resto, no necesita explicación: el "boca a boca" de Internet hizo lo suyo - en un ejemplo acabado del llamado "marketing viral" en los medios electrónicos y redes sociales-, y las donaciones comenzaron a llegar de a decenas.

De todo, como en botica

"Queríamos hacerle llegar cualquier forma de afecto a este tipo. La idea nuestra era recompensarlo, y la gente entendió la propuesta y comenzó a sumarse. Es una muestra de todo lo que se puede hacer aprovechando Internet", agrega Diaco, de 24 años.

Mientras dialoga con BBC Mundo, el website rompe la marca de los $AR70 mil (US$19 mil), en menos de una semana de recaudación.

Pero no sólo se aceptan donaciones en metálico. La mayoría de los cibernautas que se suman al agradecimiento virtual ofrecen los bienes o servicios que tienen a su alcance: desde masajes para las cervicales, muy recomendables después de muchas horas tras el volante, a cambios de aceite y agua para el auto, entradas para el teatro o bufandas para pasar el invierno.

Y hay más: kilos de helado y masas finas, pizzas y pasteles, ofertas de alojamiento gratuito en casas y hoteles de varias ciudades del país, sesiones de numerología, pases para el gimnasio... y sigue la lista.

Cada uno de los donantes asigna un valor estimado en dinero a lo que está dispuesto a entregar, con el objetivo de alcanzar, entre todos, una suma igual a la que el taxista devolvió para, según dijo, "poder dormir tranquilo".

Viaje afortunado

"Otro viaje corto", cuenta que pensó Santiago Gori aquel día, cuando recogió a un matrimonio de jubilados en pleno centro de La Plata, para llevarlos tan sólo cuatro cuadras más allá.

Necesitaba recaudar buen dinero, y con traslados de unos pocos pesos no iba a llegar a ningún lado.

Cuando su siguiente pasajero lo alertó sobre el bolso olvidado en el asiento trasero, el taxista se enfrascó en la búsqueda de sus olvidadizos dueños mediante la guía telefónica, hasta que dio con el contacto correcto.

En compensación por el dinero devuelto, recibió una propina generosa, de unos $AR12 mil (US$3 mil), que usó para pagar parte de un crédito solicitado para comprar su auto.

Luego, llegó la catarata de regalos por vía virtual. Con los datos de contacto que dejaron los cibernautas en la página, el mismo Gori será el encargado de hacer las llamadas para pedir las retribuciones prometidas.

"La verdad que me sorprendió, porque yo no esperaba nada. Estoy re-contento, lo que más me gusta son los mensajes de cariño que me deja la gente", dice el chofer a BBC Mundo.

Lo cierto es que el impacto de la campaña - que también tiene espacios en Facebook y Twitter-, tomó a todos por sorpresa... y todavía nadie ha pensado cómo armar la logística de recolección de los regalos.

Lo que sí es seguro es que, la semana próxima, Gori dará su propia recompensa a los dos jóvenes publicitarios: les prometió un asado "a todo trapo" en su casa de la localidad de Los Hornos, para celebrar un gesto honesto y una campaña inédita.

Fuente: bbcmundo.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP