Sunday, November 8, 2009

La vida después de los vampiros

Mientras llega la esperada segunda parte de la saga Crepúsculo, avanza una nueva ola: el amor entre hadas y humanos
Están en la TV, en los quioscos de revistas, en las mochilas, remeras y carpetas de millones de adolescentes alrededor del mundo. Y el jueves 19, los vampiros regresarán al cine cuando Alfa Films presente en la Argentina -en sincronía con el resto del planeta-, la segunda parte de la saga Crepúsculo, Luna nueva. La serie de libros, transformada en fenómeno literario primero y cinematográfico después, lleva más de cinco millones de ejemplares vendidos en castellano (300 mil a nivel local) y más de setenta millones repartidos en 39 países, además de recaudado casi 400 millones de dólares en su primer paso por la pantalla grande. Es decir, su éxito es innegable y probablemente continúe hasta que la última película llegue a los cines y las adolescentes que ahora juran amor eterno a Robert Pattison, confundiéndolo con Edward Cullen, el vampiro sensible, lleguen a la adultez. Pero como pasó con Harry Potter siempre hay un nuevo fenómeno al acecho del anterior. Especialmente cuando la ganancia es tan alta. Entonces, mientras millones de chicas alrededor del mundo preparan las gargantas para desgañitarse con la continuación del tortuoso romance de Bella y Edward, hay otras criaturas, seres no humanos, sobrehumanos, fantásticos, mitológicos y espirituales esperando, listos para ocupar su lugar.

Por ahora, como antes pasó con los magos de J. K. Rowling y los vampiros de Stephenie Meyer, una nueva tendencia se está cocinando a fuego lento en las librerías. Para el mundo editorial anglosajón, a los chupasangres tan románticos como Lord Byron les llegó su crepúsculo y quienes tomarán la posta son los ángeles caídos.



La idea es tomar el estereotipo celestial y moldearlo para conformar el gusto de las fanáticas adolescentes. Como los vampiros, los ángeles pueden ser hermosos, inmortales y, a diferencia de los primeros, no tan sangrientos. En esa línea, está la novela Hush Hush ( que se puede traducir como "algo que hay que mantener en secreto" ) de la escritora debutante Becca Fitzpatrick, que protagonizan Nora Grey, una estudiante de secundario, y Patch, un ángel caído. Es un éxito de ventas antes de llegar a las librerías, 250.000 ejemplares en la primera tirada, la segunda parte ya está en camino. El mes que viene saldrá Fallen (Caído) que traslada la acción a una escuela para chicos problemáticos en la que la protagonista conocerá al amor de su vida, un ángel atrapado entre las fuerzas del bien y el mal. Su autora, Lauren Kate, ya promete por lo menos tres libros más para esta saga en ciernes.

La lista de las historias entre adolescentes impresionables y seres alados del más allá continúa con Kissed By An Angel ( Besada por un ángel) y Coffeehouse Angel ( Angel de la cafetería ), entre varios otros. Está claro que la suma de elementos paranormales y romance entusiasma a editores y a lectores por igual. Y aunque la literatura, el cine -imposible olvidar a los ángeles caídos en Berlín de Wim Wenders en Las alas del deseo- y hasta la televisión se han ocupado de los seres celestiales, ahora lo original es el público al que se dirigen. Adolescentes tan fieles en su fanatismo como necesitadas de una renovación constante de prohibidos objetos de deseo. Después de todo, qué puede ser más prohibido que esos romances con bellos seres eternos que ni siquiera son humanos.

El mundo literario no es el único que comenzó a poner la mira en las nubes. La TV, siempre a la caza del nuevo sabor del mes, ya presentó su primer ángel de la temporada en Drop Dead Diva, una comedia que estrenará Sony, el lunes 16, a las 23. La protagonista de la serie es una bella modelo que muere en un accidente, pero gracias a un particular angelito termina quedándose en la tierra, aunque en el cuerpo equivocado. De hecho, si se trata de superar la fijación vampírica y pasar a otras lucrativas y atractivas formas de lo sobrenatural, hay que decir que quien lleva la delantera es la pantalla chica.



La vida secreta de las hadas

Más allá de los dólares en los bolsillos de sus productores y una fama que destroza la intimidad de sus protagonistas, el suceso de la saga Crepúsculo tuvo como consecuencia un triunfal regreso de los vampiros a la TV. Además del estreno reciente de The Vampire Diaries (por Warner Channel, los jueves, a las 21), gracias al universo de los chupasangre enamorados de True Blood, HBO logró recuperar los primeros puestos de audiencia. Claro que la tercera temporada del drama fantástico, encabezado por Anna Paquin, comenzará el año próximo con una novedad, punta del iceberg de una nueva tendencia. Sookie, la moza telépata enamorada de un vampiro y codiciada por todos, pertenece a una familia mitad humana y mitad hada. Así, al formar parte de la trama de una exitosa ficción televisiva y contar con un par de best sellers en las librerías dedicados al romance interracial entre humanos y seres mitológicos del bosque, la semilla ya está sembrada y sólo es cuestión de tiempo para que algún productor recuerde la maravillosa historia de amor entre Arwen, la princesa de las hadas, y Aragorn, el rey humano de la tierra media en la saga de El señor de los anillos, y quiera replicarla.



Claro que primeros en la fila para quedarse con los suspiros adolescentes, una vez que se aburran de los vampiros, están los hombres lobo y los dioses griegos. Nada más y nada menos.

Bella y Bestia

Luna nueva retoma el romance entre la humana Bella y el vampiro Edward, pero, como era de esperarse, el noviazgo se encuentra con algunos obstáculos en el camino. El más importante es Jacob, el mejor amigo de la chica que, como su novio, también tiene algo que ocultar. Sucede que el muchacho forma parte de una tribu que posee la capacidad o la desgracia de transformarse en lobo. La nueva manada de personajes les quitará tiempo y espacio en pantalla a los vampiros, algo que, desde la publicación de las novelas, supuso un cisma entre las seguidoras del paliducho Edward y el fortachón morocho Jacob. Aunque al triángulo amoroso se sumará la complicación de unos antiguos regentes vampíricos empeñados en mantener oculta su presencia a los humanos (ver aparte), lo cierto es que en el corazón de la historia prevalece la gran pregunta: ¿con quién debería quedarse Bella: con el licántropo o con el vampiro?

Para los que leyeron los libros, ya conocen la respuesta y ahora están en busca de nuevas aventuras fantásticas, Hollywood preparó una nueva alternativa. Se trata de la adaptación para el cine de Percy Jackson y los olímpicos , una serie de novelas protagonizada por un adolescente que descubre que desciende de un dios griego y que se verá envuelto en una batalla entre los habitantes del Olimpo por el dominio de los mortales. Más cerca de Harry Potter -de hecho el film que se estrena en la Argentina en febrero fue dirigido por Chris Columbus, director de las dos primeras películas del mago-, en las aventuras de Percy Jackson no hay colmillos sangrientos, pero la fantasía permanece intacta y el negocio está asegurado. Las aventuras del semidios adolescente se dividen en cinco libros todos listos para darles pelea a los vampiros, hombres lobo y hadas del bosque por un lugar de privilegio en el corazón de los adolescentes del mundo entero.

Nuevos personajes

Jane (Dakota Fanning): integrante de los Vulturis, la casta regente del mundo de los vampiros. Tiene poderes que pueden crear la ilusión de dolor.

Alec (Cameron Bright): hermano gemelo de Jane, tiene el poder de bloquear los sentimientos de la gente.

Aron (Michael Sheen): es uno de los líderes de los Vulturis. Tiene la capacidad de leer la mente con la que haya tenido contacto físico.

Marco (Christopher Heyerdahl): hermano de Aro, puede percibir los sentimientos entre las personas.

Cayo (Jamie Campbell Bower): hermano menor de los poderosos Vulturis no posee ningún poder que lo distinga.
Los hombres lobo

Sam Uley (Chaske Spencer): líder de los licántropos. Es el primero en pasar por la transformación de hombre a lobo.

Embry Call (Kowia Gordon): el más tímido y callado de la manada.

Jared
(Bronson Pelletier): es el segundo en transformarse y uno de los primeros en experimentar el enamoramiento de los hombres lobo.

Paul (Alex Meraz): el licántropo con peor temperamento y al que más le cuesta controlar sus transformaciones.

Hasta el amanecer

* Aunque aún faltan unos días para que se estrene Luna nueva y sus protagonistas están muy ocupados dando la vuelta al mundo para promocionarla, lo cierto es que ya todos los involucrados en la saga están pensando en lo que vendrá. Con la filmación de la tercera parte de la serie, Eclipse , terminada y la fecha de estreno fijada para el 30 junio de 2010, ahora queda planear la filmación de Amanecer , la ¿última parte? de la historia.

Fuente: lanacion.com

0 comentarios:

Blog Archive

RAM-MA-THA

  © Blogger template Newspaper III

Back to TOP